Petit Thouars: El hombre que salvó a Lima

“El hombre que salvó Lima” fue el apelativo que los limeños le rindieron en homenaje a sus gestiones diplomáticas y humanitarias en medio del fuego de los bandos contendientes, pero especialmente por su clara y directa advertencia a la flota chilena de hundir sus buques de guerra si se atrevían a saquear y bombardear lo que quedaba de Lima.

El contralmirante du Petit Thouars dirigió las reuniones del cuerpo diplomático acreditado en Lima y jefes de las escuadras neutrales al ancla en el Callao con los jefes invasores chilenos.

El 16 de enero de 1881 Petit Thouars informó al general Baquedano, Comandante en Jefe del ejército chileno, y al jefe de la escuadra sureña Galvarino Riveros, que ambos tendrían que asegurarse que el ejército chileno bajo su mando no destruirían Lima, como sucedio unos días antes,  en Chorrillos, Barranco y Miraflores.

Baquedano contestó a Petit Thouars que “no podría contener a sus leones”.

El contralmirante francés repuso que si eso fuera a suceder, él se vería obligado a usar el poder de fuego de la escuadra neutral acoderada en el Callao echando a pique a las naves chilenas. Petit Thouars terminó diciendo al invasor que:

si no controlaba a la soldadesca chilena, él no podría contener los cañones de su blindado La Victorieuse”.

Uniendo acción a sus palabras, Petit Thouars dispuso que los acorazados francés La Victorieuse y los blindados británicos HMS Triumph y HMS Shannon se preparasen para entrar en combate en cualquier momento.

 

El 7 de diciembre de 1924, el gobierno de Augusto B. Leguía alzó cerca del mar, en Miraflores, un hermoso monumento en bronce al insigne almirante francés, hecha por el artista peruano Artemio Ocaña.

En esa ocasión el alcalde de Lima Pedro José Rada y Gamio pronunció emotivas palabras sobre Petit Thouars:

“Día de júbilo es para la ciudad de Lima, el de hoy, en que contempla entusiasmada, alzarse, cerca de los campos de Chorrillos y Miraflores, regados con la sangre generosa de miles de valientes defensores de la justicia, la silueta varonil y gallarda, vaciada en bronce, del almirante Bergasse du Petit Thouars, cuyo solo nombre es un canto homérico de generosidad, de decisión y de gloria”.

Corbeta blindada La Victorieuse, nave insignia del Contralmirante du Petit Thouars,
Comandante de la Escuadra francesa del Pacífico Sur

Fuente:

elcomercio.pe