Reynaldo Arenas: “Prefiero que me recuerden como Vicente”

El actor nacional Reynaldo Arenas Horna, aunque todavía no piensa en el retiro, espera que lo recuerden como “Vicente”, el personaje de ficción de la saga “Gloria del Pacífico”.

Con 48 años de prolífica participación en el arte, el actor nacional Reynaldo Arenas Horna, aunque todavía no piensa en el retiro, espera que lo recuerden como “Vicente”, el personaje de ficción de la saga “Gloria del Pacífico” que postrado en una cama relata los pasajes más duros que tocó vivir a un puñado de soldados en la defensa de Tacna y Arica frente al ejército invasor.

La aclamada cinta nacional que volvió a poner en la palestra, esta vez como héroes, a actores como Carlos Vertiz y Fernando Petong, y que entre otras cosas narra, propiamente dicha, la historia de cada valeroso hombre que tuvo que escoger la continuidad de su destino o marcar un hito en la historia, en un momento de desazón.

Es un escalón más y una muestra de que debo seguir bregando en el arte y sobre todo haciendo algo que tenga que ver con mi cultura y con mi identidad como peruano”, señaló el actor, quien destaca su papel, del que participó por dos años, grabando en partes.

Ya sea como Túpac Amaru II en el filme de 1984, Emilio Campos en “Los de arriba y los de abajo” (1994) o el marqués de Mangomarca, el actor ha demostrado durante todos estos años ser una caja llena de sorpresas, personajes y talento, que parece inagotable.

La locación del año 1929 en el que Arenas comparte escenario junto a Pold Gastello (Juan Diego), su hijo en ficción, es memorable, pues así como resalta su identidad y su papel en la contienda bélica de defensa de los intereses de la patria, conmueve a más de uno con la frase “Uno no ama lo que no conoce”, con el que sentencia su permanencia en Tacna, frente a la testarudez de su hijo de trasladarlo a Lima, para darle una buena calidad de vida. “Debo sentirme orgulloso como peruano y más aún en Tacna (…) esta es una lección para mí que debo continuar con lo que soy, el saber que un personaje como éste ha vivido y existe en un montón de peruanos que aman a su patria y a su país porque todo remedo no conduce a nada”, manifestó.

Añadió además, que la cinta es un logro en su carrera fílmica del que no ha sido constante durante los últimos años. “(…) me obliga más a luchar en un sentido de que debo incentivar a la gente joven a que ame a su país, que se sienta orgulloso del Perú, que se sienta orgullo del color de su piel, de su cabello, de su lengua y que ame a su país, que respete a su país, y que ayude a su país, a eso me invita esta película”, calificó.

TELEVISIÓN. “Gloria del Pacífico” después de estar en la cartelera nacional espera próximamente estar presente en la pantalla chica con 5 capítulos, en el que se detallará el papel de los soldados que participaron en la película.

Aún sabiendo que su personaje se mostrará en televisión, Arenas desvirtúa su incursión otra vez en la TV peruana. “No me interesa ningún personaje, porque siempre me dan personajes de violadores, asesinos, borrachos, delincuentes porque así lo ven al serrano, marginal y no es así; aquí también hacemos personajes decentes como Vicente, que merece la pena hacerlo representar y te dignifica como actor”, reveló.

Pese a los lauros logrados, el actor relató cuánto falta a la televisión nacional en rescatar al arte como esencia de educación, información y entretenimiento. “(…) cuando veo (la película) no pude contener mi identidad de peruano, porque siento en carne propia lo que es ser indio en este país, lo que es ser cholo, cada día sufrimos humillaciones y cada día el cholo cholea al cholo, y esta película me hace pensar que no estoy equivocado, que estoy en el camino correcto y que debo seguir trabajando por mi identidad”, relató.

Fuente:

diariocorreo.pe