El Repase: Óleo del pintor español Ramón Muñiz realizado en 1888

Óleo del pintor español Ramón Muñiz realizado en 1888, y representa el repase chileno a un soldado peruano que estaba siendo socorrido por una rabona.

Repase es el acto de rematar heridos o prisioneros capturados, cuando se retiraba el ejército enemigo o finalizaba la batalla. Ha ocurrido en casi todas las guerras, en todas las épocas.
En la guerra del Pacífico, en la campaña terrestre el repase es iniciado por las tropas chilenas luego de la toma de Pisagua, cometiéndose luego por ambas partes cuando hubo oportunidad hasta el fin de la campaña.
Estas son palabras del amigo e investigador chileno Raúl Olmedo, con respecto al repase

“Hubo repase de heridos peruanos en Pisagua (noviembre 02, 1879), para empezar.
Lo justificaron los soldados del Atacama, Buin y Zapadores (mas la 4a compañía del 1er B. del 2° de Línea) señalando que, al trepar la cuesta, recibieron disparos por la espalda de parte de heridos peruanos que se habían fingido muertos. Cierto o no, hubo repase.

También se repasó en Germania (noviembre 06, 1879), y Vicuña Mackenna lo afirma así rotundamente.

No hubo tal repase en Dolores, por las características del choque en las laderas del cerro San Francisco. El combate trascurrió casi por capítulos, y la oficialidad chilena tuvo el control permanente. Se recogió y se atendió a los heridos aliados, según consta en los partes chilenos y en el testimonio de extranjeros.

Luego, hubo entusiasta repase por ambas partes en Tarapacá durante el enfrentamiento en “el alto”. En el ir y venir de la infantería, chilenos y peruanos eliminaron sin dudar a los heridos adversarios. Los “Chacabucos” y “Zapadores” que quedaron en el campo fueron doblemente repasados según dan cuenta los partes chilenos. En la tarde, los vencedores repasaron a todo lo que se movía en el fondo de la quebrada. Eso explica los más de 700 muertos chilenos en la jornada.

En Los Ángeles (marzo 22 de 1880) casi no hubo repase, e inexplicablemente se capturó unos 25 heridos.

En Tacna (mayo 26 de 1880) los aliados repasaron a los heridos chilenos en su contraataque del su ala izquierda, y luego estos, avanzando vencedores, a todo lo que cayó en sus manos.

En Arica (junio 07 1880), se repasó a una parte de los vencidos en los fuertes Este y Ciudadela, Morro Gordo y plazoleta del Morro. En el atrio de la Iglesia de San Marcos se ejecutó a 66 rendidos. El comandante del 3° de Línea fue separado de su mando.

En El Manzano (diciembre 27 al 28, 1880) no hubo repase, y si numerosos prisioneros.

En Chorrillos y Miraflores (enero 13 y 15, 1881) hubo inicialmente mucho repase por ambos bandos, con obvia ventaja posterior para el que quedó dueño del campo.

En los enfrentamientos de la Sierra a contar de 1882, el repase pasó a ser lo cotidiano, y no la excepción. Las fuerzas peruanas instalaron entonces la nueva moda del destace o descuartizamiento de los muertos enemigos. De ahí las órdenes chilenas que culminaron en el repase feroz y sistemático (pero no destace) de Huamachuco.”

Tomado del blog de Jonatan Saona

 

http://gdp1879.blogspot.com/2014/11/el-repase.html#ixzz5BizchgZY